El día 20 de noviembre 2012 fue un día de luto para la Justicia: se aprobaba la Ley de tasas judiciales, que de hecho, suponía su reimplantación en España tras su supresión hacía más de 20 años. De enorme trascendencia social, y no precisamente positiva, impone al ciudadano la obligación de pagar una tasa para acudir a los tribunales de justicia, al margen del coste del abogado y procurador... (Ver completo en PDF)

Más acerca de Isabel Winkels en su sitio web:

Posted
AuthorIsabel Winkels