... Y no resulta ajeno a este maremoto, de hecho y de derecho, la catástrofe latente y contínua que afecta a nuestra Administración de Justicia, en todos sus ámbitos territoriales, que alcanza a todos los operadores jurídicos, muy especialmente a la abogacía, sus abogados y sus colegios profesionales. No menos los tijeretazos contra el beneficio de asistencia jurídica gratuita, y cuyas consecuencias impactan de lleno en la ciudadanía, sobre todo a los más desfavorecidos, creando una justicia para ricos, que paulatinamente está alejando la Constitución y sus derechos, el Estado de Derecho, y la igualdad ante la ley de la inmensa mayoría de los ciudadanos. 

 

Posted
AuthorManuel Valero